Loading...
Victorinox, La Navaja Original del Ejército Suizo. 2018-06-29T17:25:29+00:00

Project Description

Orígenes

El fundador de Victorinox, Karl Elsener (1860-1918), ha pasado a la historia como el afamado inventor de la navaja suiza. Hijo de un fabricante de sombreros, durante años se había formado como aprendiz en la fabricación de navajas, instrumentos quirúrgicos y cuchillas de afeitar en Francia y Alemania. Sin embargo, no fue hasta 1884 cuando pudo poner en práctica estos conocimientos de forma autónoma en su país natal: Victorinox nació cuando Karl Elsener abrió, junto con su madre, una cuchillería en Ibach, en el cantón de Schwyz. A los pocos años, la empresa se había convertido en uno de los proveedores de navajas del ejército suizo. Como única forma de competir con los cuchillos producidos por la incipiente industria suiza, Karl diseñó un nuevo tipo de navaja que se convirtió en toda una revolución en el sector. Se trataba de una herramienta compacta que incorporaba diferentes funcionalidades, entre ellas, una pequeña hoja que era útil para el raspado de errores en la documentación y un sacacorchos. En 1897 Elsener patentó este diseño, que recibió el nombre de Original Swiss Army Knife (navaja del ejército suizo).

Dos decenios más tarde, la empresa adoptó como emblema la cruz blanca suiza, con el fin de diferenciarse de la competencia –que también empleaba el tradicional color rojo para sus navajas–. En 1909 falleció la madre de Karl y la empresa pasó a llamarse Victoria, como ella. Diez años más tarde, el desarrollo del acero inoxidable llevó a la compañía a hacer referencia a ese metal y rebautizó la firma como Victorinox. El último cambio en la denominación ocurrió en 1976, cuando la empresa se transformó en Victorinox AG. La compañía se ha caracterizado desde sus inicios por la innovación y la sostenibilidad.

Karl Elsener

Expansión

Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, las tiendas para soldados y oficiales del ejército de Estados Unidos comenzaron a vender navajas Victorinox, y se inició la expansión internacional de la empresa. Poco después, también se equipó a los militares de Alemania con esta herramienta. La internacionalización de la compañía se consolidó posteriormente con la apertura de la primera oficina de ventas en Japón. En años sucesivos se abrieron filiales en México, Brasil, Polonia, Hong Kong, Vietnam, Chile, India y Canadá.

A finales de la década de 1980 la empresa comenzó a diversificar su cartera de productos. La primera vez que se ofreció un producto distinto a las emblemáticas navajas fue en 1989, con el lanzamiento de los relojes Swiss Army en Estados Unidos.

Actualidad

En la actualidad, la empresa continúa siendo familiar y mantiene su independencia: el 15% de su capital pertenece a la fundación sin ánimo de lucro Carl y Elise Elsener-Gut, y el resto a diferentes fundaciones Victorinox, creadas con el fin de garantizar los puestos de trabajo y la independencia financiera en el largo plazo. La compañía está dirigida por Carl Elsener júnior, perteneciente a la cuarta generación de la familia Elsener. En su haber se cuentan numerosos premios por innovaciones en materia logística y en el cuidado del medio ambiente. La empresa se organiza en cinco divisiones de negocio: navajas y cuchillería, perfumes, moda, relojería y equipaje; y produce alrededor de 28.000 navajas suizas diarias, de las que exporta el 90%. En 2009 Victorinox empleaba aproximadamente a 1.800 personas en todo el mundo, con una cifra de negocio de 500 millones de francos suizos. Sus productos se distribuyen en más de 120 países.